Cronica Comunitat Valenciana

Los españoles somos unos grandes aficcionados al porno

Els espanyols som uns grans aficionats al porno

Los españoles somos unos grandes aficionados al porno, ocupando el 13 lugar del ranking mundial

Las primeras referencias al cine pornográfico en España la constituyen una serie de películas de los años veinte rodadas en Barcelona por encargo del Conde de Romanones, que actuaba en nombre del rey Alfonso XIII, un gran aficionado al género y al erotismo en general, según cuenta el investigador Román Gubern. Recientemente la Generalidad Valenciana ha restaurado tres cortometrajes porno de los años veinte: El confesor, El ministro y Consultorio de señoras, encargados por Romanones a los hermanos Ricardo y Ramón de Baños, dueños de la productora barcelonesa Royal Films.

Nuestro país es un mercado muy fructífero para el porno. Cada español para una media de 10 minutos delante de la pantalla. Preferimos ver este tipo de cine en español y enterarnos del guión, si es que lo tiene,  en este tipo de películas.

Segun datos hecho públicos por Pornhub, el portal de pornografía más importante del mundo con más de 21.000 millones de visitas este el listado por países de consumo de porno España ocupa el 13 lugar, descendiendo 3 puestos desde el anterior estudio en el que estábamos en el puesto número 10.

El ranking lo encabeza Estados Unidos y, según el estudio, “los visitantes estadounidenses representan alrededor del 41% de nuestro tráfico total, seguido por el Reino Unido en el segundo lugar”, como se puede ver al pie de esta información en este otro gráfico, también extraído de la misma fuente.

En tercer lugar está India, que ha subido un puesto en detrimento de Canadá, en cuarto lugar. Y le siguen AlemaniaFranciaAustralia (que sube un puesto), Italia (que desciende uno), Brasil y México; es decir que entre los diez primeros países consumidores de pornografía hay cuatro países de la UE y dos latinoamericanos.

Los otros diez países son Rusia, que asciende un puesto (+1), Japón (+3 puestos), España (-3), Holanda y Polonia (-1), Filipinas (+3), Suecia y Argentina (-1), y Rumania y Bélgica (+1).

Así, España ocupa el puesto 13 en el ranking mundial de consumo de pornografía, según el estudio.